Jamás en papel

domingo, julio 30, 2017


Tengo muchas palabras, para unas cuantas cartas, en mente, pero lo cierto es que no escribiré ninguna. Tengo un par de destinatarios, también en mente...y es precisamente por quienes son, que esas cartas jamás serán puestas en papel.

Me han dicho que en esto de la ansiedad no se está solo, aunque sea la mente quien nos haga creer que sí, y desde el día que leí ese artículo me siento menos angustiada, el miedo a quedarme sola ha menguado ligeramente y en mi mente cada vez que el susurro de mis demonios comienza a nublarme la vista y cerrar la garganta, una puerta de cierra para dejarlos a ellos detrás, haciendo casi imposible escucharlos con claridad...aun los oigo pero no tan fuerte. Eso me deja respirar.

He sentido la necesidad de hacerle saber a algunas personas lo que estaba sucediendo. Bueno si soy honesta comenzó porque el buen Rafa me aconsejó contarle a aquellos que considerara que estarían dispuestos a acudir en ayuda sin importar qué tan ocupados estuvieran si un ataque se presentaba a una distancia prudencial de donde se encontrara cada uno...la lista es muy reducida. Tanto...que en realidad me tomó semanas poner nombres en esa hoja que ponía en frente a mí en la mesa cada visita. La cosa es que una de ellas ha comenzado a tratarme como si tuviera miedo a que me rompa en cualquier segundo, lo cual no es agradable, la otra dejó de hablarme y la última, bueno...sigue normal. Lo cual agradezco más que a nada en el mundo. No hay modo de explicarlo sin que suene como una queja, cosa que no es, porque realmente el motivo de no querer poner nombres en esa hoja era precisamente que sabía cuales serían las reacciones pero por primera vez no lo hice solo por cumplir un paso o una petición de otra persona sino porque entendí que debía afrontar que no todos damos en medida que recibimos. No nos funciona igual. Y está bien. Siempre va a estar bien. Porque cada uno busca lo que conviene, lo que ayuda, lo que aporta y no lo que resta. Y yo, de momento, resto. 

Le he dicho a Rafa que, de hecho, no estaba sorprendida, cuando preguntó cómo me sentía con las reacciones. No mentí. Realmente lo esperaba. Y lo llevo bien, no me ha afectado como creí que pasaría. Pero supongo que se debe a que, aun con la seguridad de que acudirían si les llamara con urgencia, esas personas no significan tanto para mí. Por eso entiendo sus reacciones. Porque si ellas me hablaran, yo también iría o haría algo para ayudar, pero mi corazón no estaría completamente inmerso en la necesidad y comprensión de su situación, sino en la acción de ayudar a alguien que conozco. Rafa dijo que el ejercicio había resultado bien, pues al contarle me veía tranquila, y ciertamente lo estaba, una cosa muy bonita. Eso fue antes que él decidiera que su lugar ya no estaba aquí y que debía irse a otro lugar por sí mismo a, y cito: "Encontrar a Rafa de la juventud para que ayuda a Rafa en la decrepitud", aunque realmente no está decrépito pero grandesito ya está, le dije y nos reímos de verdad. Voy a extrañar esa hora que hacía un día a la semana las veces de botón para pausar nuestras vidas entre pláticas, café o un cigarro extraoficial, aunque el tiempo en el reloj dijera lo contrario. Con el buen don Rafa las cosas nunca fueron enteramente profesionales, era como hablar con un amigo mayor al que no tenía por qué caerle bien o decir algo para no preocuparlo, pues él sabía el motivo de cada visita. Hizo que retomara mis diarios, si es que se le puede llamar así a escribir cada que alguna palabra, de hecho, me sale, y leyó una historia que tenía a medias desde hace años, aquella que abandoné cuando mi abuelita decidió que dormir para siempre sería mejor que continuar aquí, así que ya no escribí más, porque estaba basada en ese lugar que alguna vez ambas tomamos como el favorito de todo el pueblo. Aun es mi favorito, claro, solo que la historia de Alexza y Sebastián ya no fluyó...así que Rafa lo leyó cuando le dije que pensaba eliminar el documento, dijo que lo terminara, que tratara. Pero llevaba tres años en borrador y realmente la cosa no avanzaría así que le dije adiós a ese par y se sintió bien, porque las cosas inconclusas eran algo que no me gustaban pero que se volvió mi costumbre estos últimos tiempos. No siempre será así. No siempre seré así. Eso lo tengo claro, tal vez es solo éste año, o estos 7 meses que ya pasaron, han sido, por mucho, los más duros. Las etapas que pasé no las reconocí hasta que las cosas comenzaron a ir cuesta abajo, infinidad de palabras con algunas personas que consideraba de confianza y otras que, sin saberlo, estaban detrás sosteniéndome sin que yo si quiera les prestara atención. Creía que tenía apegos y me repitieron hasta el cansancio que eran malos dichos apegos, pero las últimas semanas he aclarado un poco el panorama y ya no me siento así con nada en especial, encuentros y pérdidas han dejado marca pero ninguna tan profunda como para ocuparme de ellos. Lo que en realidad me viene muy bien porque he podido escuchar y entender un poco mejor lo que veo en el espejo.

Me he deshecho de un par de listas que tenía también. Más que ayudar me taladraban la cabeza. Me miraban, con letra propia, en un modo acusador. Susurraban palabras hirientes y solo una me hacía sonreír porque fue la única que sí cumplí, más por plazo que por dedicación, y ahí otra lección. Conmigo, al parecer, las cosas solo suceden bajo presión. Con cargas encima me muevo. Cuando me siento liviana me tiro al piso en lugar de buscar algo qué hacer. ¿Qué tan sano es escribir estas cosas en un lugar tan público como Internet? No tanto. Supongo. Y aun así lo hago porque no espero que alguien lo lea. Aunque sé que lo hacen, sobre todo aquí. En el blog que he pensado dejar tantas veces pero al que siempre vuelvo porque tiene tanto significado que me ancla al único puerto de seguridad que considero tener, y son precisamente las letras, si no las mías que no tienen coherencia pero sí mucha verdad, las de otros que me ayudan a flotar, a veces a dar brazadas y otras a sentir que hay tierra firme a cierta distancia...una que en cualquier momento voy a salvar para ponerme de pie allí, y mirar todo el camino que hice para llegar. 

Además, ¿quién sabe a quien se puede ayudar en el camino?
En las redes estoy. Si algo necesitan, ya saben donde encontrarme. Gracias por seguir. Gracias por decir algo o no decir nada. Todo ayuda. De verdad lo hace. 

Reseña #139: Palabras que nunca te dije - María Martínez

jueves, julio 27, 2017



Título: Palabras que nunca te dije
Autor: María Martínez
Año de lanzamiento: Febrero, 2017
Editorial: Titania

Distribución: Ediciones Urano México
N° de páginas: 444
Calificación en GoodReads: 
⋆ ⋆ ⋆ ⋆







«Existe un amor por el que merece la pena esperar y luchar»

Sara está a punto de cumplir los treinta y ya ha perdido la esperanza y la ilusión en un matrimonio que va a la deriva. Ha pasado demasiado tiempo ignorando su vida y sabe que no es feliz. Ya no existe la chica que perseguía sus sueños y en su lugar hay una mujer a la que apenas logra comprender. 
Lo que Sara no sabe es que un suceso inesperado sacudirá su pequeño mundo por completo. Cuando Christina, su mejor amiga, le pida que viaje hasta un tranquilo pueblo de La Provenza para hacerse cargo de las reformas de un bonito Château que pretende convertir en un hotel.
Han pasado siete meses desde que los demonios de Jayden lo llevaron hasta Tullia y aún no ha conseguido enfrentarse a ellos. Mientras trata de recomponer su presente y asumir un doloroso pasado, se gana la vida haciendo chapuzas para los vecinos del pueblo. Amable, divertido, y con una personalidad encantadora, se ha convertido en ese amigo al que todos recurren para solucionar sus problemas.
Una casualidad, o puede que el destino, une las vidas de Sara y Jayden. Dos almas rotas que, sin darse cuenta, empiezan a necesitarse para sobrevivir. 
Comienza el verano y, entre campos de lavanda, estrellas fugaces y luciérnagas, ambos descubrirán que, quizá, merezcan una segunda oportunidad.






¡BUENO PUEEEEEEEEEEES!

No sé qué decir porque ayer me gustaba el final pero hoy ya no tanto. Voy a atribuirlo a que ayer estaba sensible y romántica pero hoy estoy racional. Como...mucho. Lo dejo en 4 estrellas porque me sacó lágrimas (ayer, ¿ya dije que estaba sensible?) y para mí se acabó cuando él no volvió...quienes lo hayan leído sabrán a qué me refiero y, por Dios, que Christina, la mejor amiga de Sara es tan mi mejor amiga que daba miedo jajaja, aparece poco pero como me hizo la vida ese personaje. Ah sí, de nuevo 4, por hacerme reír casi todo el libro. Ya va, pues sí que al final el cuatro es bien ganado

«Las personas necesitamos sentirnos amadas y deseadas, si no, nos marchitamos»

Seré honesta y diré que el lugarsito lo imaginaba justo así al frente, hasta del color y todo, pero con una puerta roja...no recuerdo que el libro lo dijera en un principio pero yo siempre imagino puertas rojas (no sé, no me pregunten el motivo), así que en un lugar así, en Tullia, Sara debe pasar tres semanas ayudando a la distancia a su mejor amiga para que la apertura del hotel sea en tiempo y forma, el contratista le ha quedado mal y ella, a regañadientes, ha decidido ir a trabajar para Christina. Tengo en la cabeza, bien metida, la idea de la película Bajo el sol de Toscana, no la he visto más que dos o tres veces por pura casualidad (sí, cuando estoy muy aburrida y prendo la TV y por casualidad está) así que, más o menos me viene a que Sara tenía las manos bastante ocupadas cuando llegó al lugar.

Ay, esa mujer.  Es lo más triste que me ha pasado en la vida literaria, creo. Bien, Sara es una mujer casada de 29 años que tiene un hijo de 10, Daniel, al que adora pero al que él tolera...el niño no es malo (gracias al cielo) pero sí está resentido con ella. Colin Gibbs es el esposo de Sara, un workaholic que no es mal hombre pero que se empeña en comportarse como un imbécil :) Aunque lo perdoné, la verdad es que la culpa de la mierda de vida marital que llevaba con Sara no era enteramente culpa suya. Hay que decir la verdad. 

Sara es una mujer llena de inseguridades, que se ha vuelto prácticamente un fantasma para todos y que, de hecho, si no habla no te enteras que está allí. Literal. Es muy desesperante pero no llega al borde de caer mal porque las situaciones a las que se vio enfrentada hacen que tengamos un margen de referencia que permite que se entienda el comportamiento tan...¿triste? en el que se encuentra, hasta que...

Aparece Jayden Dixon, un SEAL (en serio, ¿qué tienen con los SEAL? *googlea, lo entiende todo y agradece al cielo*) que está pasando los meses en casa de una preciosa mujer mayor llamada Jeanne, ocultándole un secreto enorme que lo carcome por dentro. Jayden tiene 34 años, y tras una visita inesperada donde se alojaba, termina quedándose donde Sara (¡OH SORPRESA!) y aunque la química entre ellos es innegable, se aguantan como pueden. 

Por una semana

¡Vaya pero si qué fuertes los niños, ¿no?!

«Hemos compartido el espacio, pero nunca la vida»

La verdad es que yo no habría durado dos horas, ¿para qué mentir? ¿Con la vida de Sara, y teniendo pedazo de monumento en la misma casa? No, perdonen pero no me haré de la boca chiquita...lean, lean para que sepan que yo no estoy moralmente TAN mal, Sara tenía derecho, ¡QUE LO TENÍA DIJE! Bueno, si fuera mi mamá ella no lo habría hecho (sí, le pregunté) pero de todas maneras, yo soy pecadora y me iré al infierno, pues que me vaya bien al menos...así que sí, perdón, me desvíe...así que se enamoran, como chiquitos adolescentes (que así dicen, eso no me pasó de adolescente), así que de verdad, qué bonito fue todo, perfecto, idílico, ahora el problema es el cargo de consciencia (que sí tienen) y el tiempo, porque es muy limitado. Tres semanas, perdieron una, vivieron felices por siempre (dos) y entonces, ¡SORPRESA! Llega el esposo, las cosas se tuercen y el cielo se derrumba sobre sus cabezas...

Estoy inspirada, parece...así que, sí, todo se va al carajo y ahí fue donde lloré y dije: QUE FINAL TAN MÁS PERFECTO Y REAL.

Pero resulta que me faltaban como 5 más y un epílogo, pero para mí no cuentan así que para mí se acabó cuando lloré junto con Sara y los mocos no se hicieron más fáciles de disimular (sí, es que estaba en un lugar público). Así que, aunque el final verdadero no me dejó tan emocionada, la verdad es que mi lado romántico lo ha hecho sentir que todo está bien en la tierra cuando amas a alguien tanto que no puedes siquiera morirte porque la fuerza de voluntad te levanta y hace que el corazón siga latiendo, o eso dicen algunos libros, ¿qué sé yo? No soy escritora. 

Así que, chulitos, cuéntenme, ¿ya lo leyeron? ó, ¿les interesa hacerse con el pronto? Espero por sus comentarios, xx




Reseña #138: La lógica inexplicable de mi vida - Benjamín Alire Sáenz

viernes, julio 21, 2017




Título: La lógica inexplicable de mi vida
Autor: Benjamín Alire Sáenz
Año de lanzamiento: México, 2017
Editorial: VRYA
N° de páginas: 463
Calificación en GoodReads: ⋆ ⋆ ⋆ 









Durante toda mi vida me sentí seguro de todo. Tengo al mejor papá que alguien podría pedir. Mi familia, de raíces mexicanas, siempre estuvo ahí. Samantha y Fito, mis mejores amigos, son simplemente eso: los mejores. Al menos para mí.

Pero hay algo que me perturba

Y sé que todo está a punto de cambiar para siempre. Tal vez de eso se trate la vida, de cambiar, crecer, arriesgarnos. Pero necesito encontrarle una lógica, un sentido, antes de perderme en mí mismo.

¿Quién soy? ¿Por qué me siento así? Espero descubrirlo. Pronto.




¡Hola, chicos!
Espero hayan tenido una excelente semana y que estén listos para descansar o lo que tengan planeado para este fin, hoy les cuento sobre La lógica inexplicable de mi vida, de un autor bastante conocido, Benjamín Alire Sáenz...diré que éste es el primer libro que leo de él. Y es que aunque Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo fue un boom, y quise leerlo, ver tanto (y los spoilers de algunas personas que no tienen corazón) en redes me quitó las ganas por completo. Tenía un poco de, digamos desgana, de leer este libro por el mismo motivo, todos estaban muy ansiosos por leerlo y yo no entendía por qué tanto revuelo...bien, pues ahora les cuento.

«Finalmente comprendí algo sobre la vida y su lógica inexplicable. Había querido estar seguro de todo, y la vida jamás me daría ninguna certeza»

La lógica inexplicable de mi vida trata sobre el amor, bien, todos nos hablan de lo mismo en estos (y en todos) tiempos, y está bien, pero Benjamín se centra en mostrar el amor en distintos tipos de familia, también en que el pasado de aquellos con quienes compartimos ADN no define nuestro futuro y por ende, tampoco debería marcar o perturbar nuestro presente. Irónico siendo yo, que diga estas cosas...yo me entiendo. Así que, el protagonista y narrador es un chico de 17 años llamado Salvador Silva, que es puramente descendiente norteamericano pero criado en una familia mexicana. Cabe aclarar que el padre, Vicente, y la familia, adoptivas de Salvi, es mexico-americana, pues llevan generaciones viviendo en territorio estadounidense pero conservan todas sus tradiciones mexicanas...y en serio, quedé enamorada de esa familia. 

Si algo me ha gustado y es, quizá, lo que más quiero resaltar es que el asunto de pertenecer (o sentir que no) a alguien, algún lugar o algo, es el pan de cada día en ésta generación...o quizá en todas pero en esta está muy marcada, es una gran manera de manejarlo en éste libro. Además de tratar temas como la intolerancia a la comunidad LGBTI (cosa que es ridícula en este siglo, pero existe), violencia, drogodependencia, promiscuidad y racismo, el autor nos regala una familia que aun con muertes incluidas (porque esto no es una historia idílica) lejos de ir mermando, va creciendo y es algo muy bonito de leer. 

«La vida tiene sus estaciones, y siempre vendría la estación de soltar, pero hay algo muy hermoso en soltar»


No diré que estos fascinada con la historia pero sí acepto que de manera muy personal ha tocado una fibra en eso que llaman corazón y ha dejado que piense que con total libertad sobre todos los temas que rondan mi cabeza, casi los mismos que Salvador tenía, claro que yo tengo la fortuna de no haber perdido a tantas personas de maneras tan definitivas pero en mucho de lo que él pasó, en cierto modo, conecté. Creo que muchos de ustedes también podrían hacerlo pues los temas son muchos y diversos, este es un libro que recomiendo mucho, sobre todo porque como ya dije, esta generación tiene una actitud muy marcada con tendencia a la desvalorización propia y la soledad, cuando en realidad solos, no estamos...cosas que uno aprende, ya, me calmo.

Espero, chicos, que si alguien ya lo leyó, me cuente cómo se siente tras terminarlo y si aun no lo han hecho, ¿desean hacerlo?. También, si alguien quiere contarme un poquito y sin mucho detalle lo que haya significado Aristóteles y Dante para ustedes, les agradecería, chance con ello me de la oportunidad de leerlo. Tengo una buena referencia ahora. 

«Cuando amas a alguien. Los llevas adondequiera que vayas»


Reseña #137: ¿Alex, quizás? - Jenn Bennett

lunes, julio 17, 2017





Título: ¿Alex, quizás?
Autor: Jenn Bennett
Año de lanzamiento: México, 2017
Editorial: VRYA
N° de páginas: 473
Calificación en GoodReads: ⋆ ⋆ ⋆









Bailey "Mink" Rydell cree haber conocido al chico de sus sueños. Los dos comparten su amor por el cine, pero si vínculo es sólo online . Básicamente, Alex es el chico perfecto, aunque ninguno de los dos reveló aún su verdadera identidad. Ahora Bailey se muda con su padre, tendrá la oportunidad de conocer a Alex. Es el momento de descifrar quién es él realmente, así que Bailey usará todas sus habilidades detectivescas para descubrirlo antes de atreverse a una cita...pero en el camino conocerá a Porter Roth, un joven carismático y guapísimo. 

¿Bailey llegará a conocer a Alex u optará por un joven real, que la seduce y la desafía todo el tiempo?




¡Hola, chavitos!
Buen inicio de semana, espero que hayan tenido un fin de semana de lo más a gusto y que se estén sintiendo maravillosamente...hoy les cuento sobre un libro que en un principio (por ver tanto en redes sociales) me moría por tener aunque en el fondo no era por mis ganas de leerlo sino porque el diseño de portada me parece preciosa, sencilla pero preciosa...el título no me cuadraba y pensaba que era una cosa de absoluto romance que casi me mareaba pensar PERO...ya saben que al universo le encanta hacerme tragar mis palabras así que, aquí vamos


«...saber cuándo salir corriendo antes de que todo se ponga raro»


¿Alex, quizás? Es una historia que narra lo bonito que es tener comunicación vía Internet pues encuentras personas con gustos en común, pero también representa una de las cosas más importantes, y es que se están perdiendo las cosas bonitas de la vida real por vivir pegados a los móviles, portátiles y todo tipo de invento tecnológico. Vaya, que no nos vemos a la cara a menos que nos quedemos sin luz o se caiga la red (créanme, he visto a la gente enloquecer cuando eso sucede...me cuento entre ellas, ¿para qué negar?) En fin, que Bailey (Mink pa' los cuates) es una chica de 17 años que se muda de DC a California, con Peter, su padre...que es un amor y quiero un señor como ese para mí, todo nerd de la ciencia ficción, amable, y tan comprensivo con su hija adolescente. Si no encuentro uno así, no me caso (no se casa nunca)...ah sí, el caso es que el buen señor le consigue un trabajo de verano a Mink en un museo donde conoce a Grace (la adoro totalmente), a Porter (que no sé bien qué sentir por él) y al precioso Pangborn

La cosa sobre la mudanza de esta chica a California tiene dos puntos, y es que por una parte está el que su madre y su nuevo esposo tienen problemas en los que ella no se siente cómoda de estar así que se muda con papá (¿ya dije que Peter es un amor?) y la otra ventaja es que tiene un amigo por Internet llamado Alex, que es súper fan de las películas antiguas y que, ¡mira que casualidad!, vive en California así que podría encontrarse con su alma cinéfila gemela. 

«Las personas pueden darse cuenta cuando les ocultas cosas»


Lo que opta Mink, es no decirle a Alex que se ha mudado y guiarse de las pocas pistas que sin querer el chico le dio en sus conversaciones del chat para ubicarlo y así decidir si podría o no ser agradable quedar con él (porque siempre podría ser falsa la información de perfil, ya saben) así que en el intermedio es cuando comienza a trabajar en el museo de Coronado Cove y está este chico Porter Roth, que es engreído, chocante y totalmente sexy (yo no lo vi sexy pero me encantó lo abierto que es con todo) así que...bueno, entre tanta discusión y viajes en Baby el scooter con asiento animal print de Bailey, comienzan a tener estas salidas en los que poco a poco se van...digamos, interesando uno por el otro.

Algo que me ha gustado mucho sobre este libro es que aunque es gordito es muy fácil de leer, me causó gracia la traducción porque es muy mexicano, por lo general me toca leer libros con tecnicismos españoles lo que no me dificulta entender (es que tengo mi diccionario personal por Twitter jaja) pero las expresiones en este me causaron tanta gracia porque era como cuando platico con mi mejor amiga en palabras muy nuestras, a la mexicana pues. Otra cosa es la apariencia física de Mink, que al ser tan fan de las películas antiguas tiene ésta pinta retro en su vestimenta y no sé, es algo distintivo siempre me parece bonito. 

Así que la única queja que tengo, y por la que queda en nota media es que...ya había descifrado quién era quién en la página 43 pero aun así me leí las 473, porque así de graciosos eran los personajes. Me leí el libro en prácticamente un día, entre la hora que debería estar dormida y con todo y mis deberes, cosa rara. Así que eso habla de lo entretenido que es, lo recomiendo para un fin de semana relajado y con buenísimas propuestas de películas de todo tipo.

Así que, chicos, si ya lo leyeron, cuéntenme qué tal les ha parecido la historia de Bailey y si aun no lo hacen, ¿les interesaría? ¡Los leo en comentarios! Xx


«Justo cuando uno cree que entiende a una persona, resulta que no la conocía para nada»



Reseña #136: El final de nuestra historia - Meg Haston

sábado, julio 15, 2017





Título: El final de nuestra historia
Autor: Meg Haston
Año de lanzamiento: México, 2017
Editorial: VRYA
N° de páginas: 306
Calificación en GoodReads: ⋆ ⋆ ⋆








“Wil y yo somos más que una noche en un muelle. Sé que somos más que algunos buenos años. Vamos más allá, más lejos, más profundo. Aún no hemos terminado. No puede ser”. 

ANTES
Bridge y Wil siempre tuvieron un vínculo único. Una sola mirada bastaba para entenderse. Desde pequeños, cuando iban juntos a nadar, hasta la adolescencia, cuando la amistad se convirtió en algo más profundo. Pero un error destruyó todo lo que habían construido.
DESPUÉS
Cuando la familia de Wil sufre una pérdida violenta y Bridge regresa a su lado, juntos intentan eso que los unía. Pero Wil y Bridge rápidamente se dan cuenta de que sus vidas cambiaron el último año y sus miradas ya no lo dicen todo. Cada uno tiene sus propios tormentos. Y a veces, el amor no es suficiente.

¿Podrán encontrar la forma de sanar sus heridas o este será el final de su historia?




¡Hola chicos!
Espero que estén todos muy bien y que disfruten de sus actividades y lecturas actuales, hoy les contaré sobre éste libro que en primera instancia no esperaba leer pero que ha sido bastante fluido para mi fin de semana


«Su boca, la forma en la que descansa sus manos en mis hombros, la curva de su cuerpo cuando dormimos juntos»


El final de nuestra historia es un drama en toda regla, a pesar de tener adolescente de 17/18 años como protagonistas, la verdad es que ya pasaron sus locuras de ebrios desenfrenados y están, digamos, reformados hasta cierto punto

Es probable que lo que cuente sea un poco...demasiado, así que, mil disculpas si algo de lo que comento es tomado como spoiler, no es mi intención pero no sé como expresarlo sino así, con todo el sentimiento que me da

Bridget y Wilson, han estado juntos desde pequeños siendo mejores amigos desde los 6 o 7 años y convirtiéndose en una pareja romántica a los 15, más o menos. Todo era perfecto, Wil tenía la familia perfecta y Bridge a su mamá y hermano, con una relación muy especial...hasta que una noche la chica, intoxicada por el alcohol y movida por un acto estúpido de su novio, besa a otro y es descubierta en el acto (ya, ni que fuera algo del otro mundo) el caso es que se da por terminada la relación y así pasa casi un año, durante en el que suceden muchas cosas, Wil en una nueva relación a la que nadie ve futuro y Bridge habiendo terminado su servicio comunitario tras un arresto por posesión de bebidas alcohólicas (o algo así) y siendo fuerte en su abstinencia.


«Lo que haya pasado, ya pasó. Nunca es tarde para arreglar tus metidas de pata»


Una noche, sin esperarlo, Bridge es despertada por su madre muy alterada, tiene una mala noticia y es que el padre de Wil ha muerto, tras un aparente atraco a su casa y su familia está deshecha. Wil, está deshecho...así que la chica corre hasta allí pero la policía no la deja pasar para estar con Wil, su gran amor y mejor amigo. Ahí es donde todo comienza a complicarse pues alrededor de la muerte de ésta persona hay un halo de misterio a pesar de tener una historia bien cimentada

Si bien la historia me resultó muy ligera, fácil de entender y bastante sentida con respecto a los temas de violencia intrafamiliar, abandono de un padre, alcoholismo, drogadicción, y mentiras, la verdad es que la causa de muerte del padre de Wil se me hizo muy evidente en la página sesenta y algo, aun así, entre dos personajes iba y venía mi teoría, así que continué porque realmente quería saber. 

Algo que me gustó muchísimo es que además de los problemas que ya mencioné, está este bonito sistema de apoyo entre Leigh, Minna y Bridge que resultan ser la mejor amiga, la mentora tras la lucha del alcoholismo de la chica y lo que yo he llamado "Verdad, verdad" y "Verdad de amigos" y es que Leigh y Minna son cero sutiles para decir las cosas y además lo hacen por el bien de Bridget, las cosas que no me gustaron son pocas pero muy a mi modo de ver así que no se dejen llevar, tal vez soy yo quien lo percibe así y para ustedes resulte diferente, y son las siguientes:

1. Dependencia de sustancias y personas
2. Falta de conocimiento en sí mismo y conducta violenta
3. El final abierto, porque Minna merecía más pero lo acepto porque así es la vida, me gustan los libros realistas

«Es en verdad increíble el daño que un ser humano le puede causar a otro sin siquiera levantarle la mano»


Bien pues, eso es todo por mi parte, espero que si alguien ya lo leyó me cuente sus impresiones con respecto a la historia y sus personajes, y si aun no lo leen, ¿les gustaría hacerse con el? Los leo en todos lados, xx






Querido:


Desperté con la urgencia de escribirte, no sé bien por qué, ¿costumbre?, ¿masoquismo?, ¿estupidez en estado puro?, cual sea el caso tú sufres la misma porquería que yo porque enviaste un mensaje tan normal con los buenos días y los usuales buenos deseos (que odio que envíes porque parece que no tienes imaginación, todos los días el mismo mensaje) aun tras una enorme discusión sin motivo la noche anterior, ¿qué estamos haciendo?

Daño, esa es la pinta que tiene y a la única persona de confianza que sabe todo esto contigo, lo vio igual. ¿Ves que mal estamos?

No sé ni por qué te llamo querido al iniciar, si ya no se siente como tal, pero me digo a mí misma que es por cortesía, por ser una carta ¿sabes?, porque eso es esto, una más de las cartas que me dan por escribir y son tan públicas. 

Nunca las vas a leer así que no me preocupa lo más mínimo decir todo esto y que lo lean todos los demás menos tú, porque a ti te lo digo en la cara y aun así no entiendes. Porque soy yo quien escribe y aun así, yo, tampoco entiendo. Somos unos imbéciles certificados. 

Deseo mucho que te vayas.
En serio. Esta vez ya no bromeo.

Tal vez la distancia sea lo que nos ayude. 
O a mí, estoy segura que a mí me hará un bien infinito porque estando aquí, aun con mi línea trazada, la tentación a caer es muy fuerte, y a veces, por unos breves minutos me dejo ir, y te odio por no ser más fuerte que yo. Te odio porque haces que sienta que no soy suficiente para hacer que te abras conmigo, te odio porque me haces ver que no me quieres y en consecuencia yo no me quiera, no me respete como debería hacer porque lo valgo. Te odio porque haces que odie ser tan sentimental, tan primitiva, tan...tan poca cosa.

El odio es falso. No te odio. Es un modo de expresarme. No siento odio por ti. Sí odio una pequeña porción de mí, pero lo asimilo. 

Hoy he despertado con la certeza de no quererte más en mi vida. Lo dije anoche pero hoy tiene una fuerza incluso mayor. No quiero evitarte porque me siento responsable, ¿sabes? Fui yo quien perdió el orgullo para entablar comunicación contigo tras años, esos años en los que viví idealizándote, amo al hombre que eras, sufro por el hombre que eres. Estás tan roto...yo nunca me he considerado rota, pero sí dañada, con huecos en el alma, pero no rota. Quiero ayudarte pero no te dejas. Quiero conocer quién eres ahora. Quiero simplemente hablar. Pero tú...tú no lo permites. Y yo, yo ya no me voy a conformar con estar. No me voy a conformar más con ser un objeto y no un complemento. 

No soy una mala persona, ahora lo veo un poco más claro. Y merezco más. Quiero más. Mi lugar no está contigo. Ni aquí, ni dónde decidas ir. Ya no voy a intentar más. Porque todo el esfuerzo se me fue en ti. Ni siquiera por mí misma he hecho tanto como por ti, así que, amable conocido...vas a tener una buena vida, a tu gusto, con tu soledad, con tu modo huraño y con tus chistes sin sentido. Con tu resentimiento y con tu falta de intención. Pero yo, yo voy a centrarme en mí, en curarme y quererme, porque es hora, porque antes debo estar yo, para estar con los demás.

No borraré de mi memoria lo vivido, ni los sentimientos, lo bueno, lo malo y todo el pasado. La imagen que pintaste del futuro tampoco la eliminaré, porque en algo me va a servir. Todavía no sé en qué pero lo hará, y será bueno, para mí, de eso estoy segura.

Tal vez vuelva a escribirte. Tal vez no.
Por lo pronto, ten un buen viaje. 

Tuya, no más
Libni

Reseña #135: El ascenso del Duque - Luis Ángel Fernández de Betoño

miércoles, julio 12, 2017


 

Título: El ascenso del Duque [Crónicas de la Expansión #2]
Autor: Luis Ángel Fernández de Betoño
Año de lanzamiento: 2017
Editorial: Independiente
N° de páginas: 306

Calificación en GoodReads: ⋆ ⋆ ⋆ ⋆ ⋆
Consíguelo en Amazon




Gracias al autor por el ejemplar







Marzo de 2378, un sanguinario atentado en la zona federal de la Luna sacude los cimientos de la tensa paz que existe en el Sistema Solar. El Presidente en persona encarga a Wang Lee —el antiguo jefe de la inteligencia colona— que averigüe quién está detrás de la masacre: Marcianos, terrícolas y los piratas del anárquico Cinturón de Asteroides, todos odian a la todopoderosa Federación. Del resultado de su investigación dependerá la próxima guerra espacial.
Por otro lado, en Ceres, un misterioso personaje al que todos llaman El Duque se hace con el control del planetoide y amenaza el poder que ostentan los Señores de la Guerra dentro de los asteroides. ¿Será un aliado o un enemigo más?





¡Hola, chicos!
Adivinen quién está fangirleando F U E R T E.

Así es, la ama y señora de este blog, también conocida como Libni, o sea, mi persona...y es que no saben cuanto esperé por esta segunda entrega de Las crónicas de la expansión. No daré rodeos así que, primero que nada: Muchísimas gracias, Luis Ángel, por la confianza y la bonita amistad (porque digo yo que somos amigos jaja) que Las crónicas trajeron hace un año y meses cuando me invitaste a leer Las colonias del Sistema Solar: Theia, que no es por ser lamebotas pero...anda que soy muy fan



Y sin más, ¡habemus reseña!


«Parece que los humanos destrozamos todo lo que tocamos»

El ascenso del Duque comienza tras los acontecimientos del lanzamiento de la nave con rumbo a Theia, pero que sin necesidad de hacer mil flashbacks nos embarca en Ceres, con Víctor (mi amor), Kent (la inteligencia artificial que me da miedo), Lara (cariño, por ti cambio de bando) y Gael, quien fuera enemigo de los mercenarios y termina en una alianza inesperada y entabla amistades y conexiones emocionales que dan mucho para contar, no se me debe pasar el Doctor Nicanor Arser, que aunque poco, tiene un punto que me hace temerle un poquito menos a Kent, a quien por cierto imagino como el modelo Drew...algo, olvidé su apellido, solo sé que está muy bueno jaja y la descripción de su nuevo cuerpo es, bueno...sí, pasemos a la acción

De la historia quiero decir... :)


«No se puede pacificar un mundo como éste tirando flores»

La piratería, desigualdad social, abandono, guerrillas, y constantes luchas por el poder (sí, igualito a nuestro tiempo) son el pan de cada día en el espacio exterior y el planeta Tierra está hundido en la miseria y desesperación, las personas son capturadas y llevadas a ciertas estaciones espaciales vendidos como esclavos, de todo tipo, desde trabajo en minas hasta prostitución...porque sí, en esta distopía la verdad es que sigue siendo la profesión más antigua del...bueno, del universo, ya no es exclusivo de la Tierra.

La historia nos cuenta como Víctor, también conocido como El Duque, pasó de ser un mercenario que conseguía cumplir con las encomiendas de sus clientes con fría determinación a líder y representante de Ceres, algo así como su gobernador, sacando (en apariencia) adelante a su gente y mejorando su calidad de vida dando voz y voto. 

En ello le acompaña Lara, la comandante de extremada belleza, juventud y ojos verdes que taladran el alma, originaria de la Tierra con un pasado tan duro como dura es la nueva vida de los desgraciados que se interponen en su camino, Lara es quien deseaba que tuviera una tórrida relación con Víctor, desde la entrega anterior, pero que Luis muy amablemente NO me dio...y que bueno porque entre Sonaya y Gael, bueno...yo estuve muy entretenida.


«...no solo me liberó, también me enseñó a ser dueña de mi destino, a tener confianza, a creer en mí misma»


Con respecto a Gael estoy un poco sorprendida, porque en el primer libro aunque era el protagonista la verdad es que no me enganché con él, curioso porque Víctor era el antagonista y caí fuerte por él. Ahora me pasó al revés, Víctor prota (todavía lo amo) pero Gael mostró otra parte suya sin Alexia cerca así que me pareció real que con el paso de los años muestra cómo es continuar con la vida teniendo el sentimiento de falta pero sin detenerse ni juzgarse a sí mismo todo el tiempo por dejar ir (en su caso) a alguien que con firmeza se eligió a sí misma y su sueño, que es algo que admiré mucho del personaje de Alexia en la primera parte de Las crónicas...

El ascenso del Duque es un perfecta secuela, y es que aunque el autor nos comenta que se puede leer sin conocer la primera parte pues se considera autoconclusiva (y la verdad es que lo es) yo recomendaría que no dejen pasar la oportunidad de leer ambas pues así notarán el cambio impresionante en cuando a la personalidad de los personajes y entenderán mejor el origen de Kent, de quien no profundizo aquí porque...bueno, vale mucho que ustedes sean quienes le conozcan de primera mano.


«...para convertirse en una máquina letal y despiadada sin sentimientos, sin miedo, sin remordimientos»


Hasta aquí la opinión, gracias a los que siguen por aquí, sé que les debo muchas visitas, mi portátil es una porquería pero trataré de pasarme a leerlos por otro medio, hasta pronto, xx.



Reseña #134: Contrátame y gana - Nicolás López Cisneros

lunes, julio 10, 2017




Título: Contrátame y gana #1
Autor: Nicolás López Cisneros
Año de lanzamiento: 2014
Editorial: Independiente
N° de páginas: 260

Calificación en GoodReads: ⋆ ⋆ ⋆
Consíguelo en Amazon



Gracias al autor por el ejemplar









Es el detective más caro y exclusivo del mundo. Sus servicios solo están al alcance de importantes corporaciones a las que les habían robado sus secretos y necesitaban urgentemente recuperarlos. 

No tiene oficina, ni sede conocida y sólo unos pocos saben cómo contactar con él. Usa personalidades diferentes para cada caso, siendo una sombra para sus clientes e invisible para sus enemigos.

Ninguno de sus encargos tiene nada de vulgar o corriente, pero cuando aceptó su último trabajo, no pudo imaginar que las cosas se iban a complicar tanto: la chica, el cliente y el objeto a recuperar.






¡Chiquillos!  :)
Ya sé, ya sé, estuve ausente, encima las últimas reseñas fueron las más inanimadas del planeta, perdón, es que no estaba lo más emocionada que se podría pensar pero espero que la emoción de ahorita me dure bastante (secreto: sí, el otro libro que estoy leyendo ahora me tiene al borde, lo amo) y pues, gracias al buen Nicolás por ponerme de buenas para esta reseña...ámenlo a él por traerme de vuelta.

Bien pues les cuento de paso un poquito cómo me hice con esta novela de espionaje tecnológico, sangre, destrucción y mucho dinero de por medio...y es que el querido amigo Luis Ángel (de quien tengo un libro reseñado aquí y soy muy fan) me puso en contacto con Nicolás vía e-mail, una cosa preciosa que me tengan confianza con sus obras, y me siento afortunada porque en realidad he disfrutado con las obras de ambos. Fin del relato.


«La naturaleza humana tiene tendencia a seguir cometiendo errores»

Ahora con Contrátame y gana diré que si me lo hubiera topado yo solita no me lo habría creído lo mío porque pensaba que eran términos muy rebuscados pues me cuentan que es un espía súper eficiente que recupera información robada a grandes corporaciones...anda, pues es que a Sergio, nuestro protagonista, me lo imagino como el guapísimo Pierce Brosnan en su interpretación del agente 007, ya, déjenme, que es mi amor plátonico desde chavita, en fin que así me lo imaginé y es que desde que inicias la historia de cómo Sergio se desenvuelve en el ambiente es bastante atractivo.
«Me gano la vida descubriendo cosas que la gente se empeña en ocultar»
Si bien hay algunas cosas que no me encantaron la verdad es que estoy muy satisfecha de haberlo leído y sobre todo, tengo muchas ganas de leer las siguientes dos entregas de esta trilogía.


No quiero abordar mucho el tema porque no quiero soltar spoilers y todas mis teorías para las siguientes entregas pero si buscan acción, explosiones, hombres inteligentes, poco romance (¡gracias por eso!), y un sube y baja de emociones este es su libro. Personalmente me ha gustado muchísimo que el personaje sea precavido y sobre todo que tenga muy bien establecidas sus prioridades, por otro lado no alabo el uso constante del término "suerte" porque parece que todo se le da en bandeja de plata cuando en realidad es el personaje (y obviamente gracias a su creador) quien con su modus operandi obtiene las mejores oportunidades para acceder y realizar todo lo que se propone, esa es quizá mi única queja, por lo demás Contrátame y gana es, en definitiva, una historia que recomiendo ampliamente.



«Era meticuloso y no le gustaba dejar nada al azar mientras pudiera evitarlo»

Hasta aquí chiquillos, espero que se animen a hacerse con la novela que por cierto tiene un precio súper accesible y bien vale conocer a Sergio, espero sus comentarios, ya saben, ¡los leo en todas partes!

Xx